Presentación

Desde Farmacríticxs queremos expresar nuestra preocupación, promover la ética y la transparencia en las relaciones con la Industria Sanitaria y luchar por una realidad diferente y justa.

La actual situación de la Industria Sanitaria veta el derecho a la salud a millones de personas y se ha convertido en una grave amenaza para la Salud Pública. En este contexto surge Farmacríticxs, plataforma ciudadana nacida en las facultades de medicina de España como reacción ante la creciente influencia de la Industria Sanitaria en las múltiples facetas de la práctica médica. Sin embargo, la plataforma está trascendiendo la esfera sanitaria para aunar a estudiantes y profesionales de diferentes ámbitos y demás población interesada en promover la ética y la transparencia en las relaciones con la industria farmacéutica como requisito necesario para la mejora de la salud.
Este proyecto nace por iniciativa de la Federación española de estudiantes de medicina para la cooperación internacional (IFMSA-Spain) con el apoyo y participación de la plataforma NO-Gracias.


Nuestros objetivos



Abrir espacios para el debate

Analizar el papel de la industria farmacéutica en nuestro sistema sanitario, en nuestra formación y en la mejora de Salud Global.

Informar y concienciar

A estudiantes, profesionales sanitarios, docentes y población general sobre la importancia de los problemas actuales en relación a la fabricación, distribución, promoción y utilización de los medicamentos.

Plantear propuestas y alternativas

Para que la industria farmacéutica contribuya a la solución de dichos problemas y, en consecuencia, a la mejora de la salud a nivel local y global.

Defender la ética y la transparencia

Condiciones necesarias para que las relaciones con la Industria Farmacéutica reviertan en el bien público.

Modelos y estrategias independientes

Apoyar modelos y estrategias de formación e investigación no subordinados a los intereses de la industria farmacéutica.


Manifiesto Patrocinio Zero

Nosotros, los miembros de la Federación Española de Asociaciones de Estudiantes de Medicina para la Cooperación Internacional, como futurosprofesionales de la salud comprometidos en la mejora de la atención sanitaria, queremos hacer constar que:

Gran parte de las actividades sanitarias tanto a nivel universitario como a nivel profesional cuentan con el patrocinio de la Industria Farmacéutica.Algunos ejemplos: según el informe anual publicado por la ACCME, más de la mitad de la Formación Médica Continuada en EEUU está financiada a través de esta vía. En España, también gran parte de las actividades docentes y formativas promovidas por la Organización Médica Colegial (OMC), como la preparación del examen MIR, están financiados por la industria, así como, el funcionamiento de la propia Fundación para la Formación de la OMC. Igualmente, cursos y congresos universitarios y cátedras de X Universidades españolas están promovidas y patrocinadas por la industria farmacéutica.

A pesar de la importancia y magnitud del patrocinio, no existen suficientes estudios sobre las relaciones entre el sector sanitario y la Industria Farmacéutica. Consideramos pertinente investigar, cuantificar y publicar el alcance de estos vínculos y sus consecuencias.

Nos manifestamos en contra del patrocinio de las compañías farmacéuticas ateniéndonos a los siguientes argumentos:

  • Como futuros profesionales de la salud, recibir patrocinio desde las compañías, cuyos productos deberemos prescribir, puede conducirnos a un conflicto de intereses, en tanto que puede incitarnos a prescribir anteponiendo intereses de orden económico a criterios de eficacia-seguridad-coste.

  • El régimen de patentes excesivas por parte de las farmacéuticas, la Organización Mundial del Comercio (OMC), los acuerdos de comercio (ADPIC), y la falta de investigación en las enfermedades “olvidadas” son uno de los obstáculos principales para el acceso a medicamentos esenciales. Con el fin de defender el acceso universal y equitativo a los medicamentos esenciales, instamos a renunciar a cualquier patrocinio de las compañías farmacéuticas, cuando esté probado que éstas contribuyen a generar desigualdades en el acceso a los medicamentos esenciales.

  • El patrocinio -considerado como una estrategia de marketing- favorece el encarecimiento de sus productos y en consecuencia incrementa el gasto farmacéutico del Sistema Nacional de Salud y limita el acceso a los medicamentos de los sectores de la población menos favorecidos social y económicamente.

  • La formación médica continuada no se debe sustentar en la Industria Farmacéutica sino bajo el amparo y patrocinio de iniciativas públicas, accesibles, sostenibles y de calidad. Consideramos necesario utilizar las subvenciones públicas, así como potenciar su uso y exigir que sean suficientes y accesibles.

Como estudiantes, no estamos preparados para someternos a la publicidad, puesto que no se nos ha formado al respecto y materias cómo el “marketing farmacéutico”, “Uso Racional del Medicamento” y “prescripción responsable” no han sido incluidas en todos los planes de estudios médicos.

El patrocinio da la razón a las casas patrocinadoras que consiguen su cometido: publicitarse. Plantear y construir alternativas reales es para nosotros la única forma de trabajar por una formación, investigación y ejercicio de la profesión independientes. Éste es el modo en que podemos mostrar una oposición coherente desde nuestro grupo.

- farmacriticxs